Desde 1989 comprometidos con la conservación del medio marino

Publicaciones de Facebook

15 de November del 2019

Mi casa, el mar

“Hoy somos emprendedores sociales, pero antes nos llamaban locos y locas” Ayer, en la jornada de “Innovación Empresarial con Propósito”, Juan Antonio López nos presentaba el nuevo proyecto de Acuaponía (producción sostenible de plantas y peces) que asoma con fuerza desde el Aula del Mar de Málaga. Su historia y la de otros emprendedores sociales que con el corazón a flor de piel nos llenaban de ilusión, nos remontaba a 1989.

Juan Antonio López la jornada de “Innovación Empresarial con Propósito”

Hace 30 años él, otros tres aventureros y una aventurera “se tiraron a la pileta” persiguiendo su sueño de crear un espacio para la conservación del Mar de Alborán… Ese que todos los días se reflejaba en sus ventanas.

Convencidos de que quien no conoce el fondo marino se pierde de bucear las tres cuartas partes del mundo, crearon hace 30 años el Aula del Mar de Málaga. El centro de educación ambiental donde cada experiencia nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza y nos ayuda a reconectar con ella..., con nuestro propio origen. El propósito está en la armonía. Muchos de nosotros conocemos sus pasillos, miramos sus acuarios y escuchamos sus consejos, en el Museo Alborania (de hoy o de ayer), en la playa o en las aulas. 

“Ojalá lo que sienten nuestras manos, llegue al corazón y movilice nuestra mente” nos decía Juan Jesús Jaime, otro de los aventureros, cerrando nuestra actividad de voluntariado para limpiar la playa del Peñón del Cuervo y el arroyo Judío con la Fundación Unicaja y el Aula del Mar de Málaga el sábado pasado.

sdfssdd

II Restauración de ecosistemas: limpieza de la playa del Peñón del Cuervo y el arroyo Judío, 26 de octubre 2019.

Mientras tanto, en el puerto de Málaga algo aleteaba… alguien estaba lista para salir a nadar. En el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas –CREMA- del Aula de Mar de Málaga, esperaba ansiosa su gran día una tortuga boba (Caretta caretta). Aunque su nombre popular deviene de la facilidad con la que los pescadores podían capturarla, presenta la extraordinaria capacidad de encontrar la playa en la que nació para reproducirse después de haber estado navegando a miles de kilómetros de distancia. Su principal amenaza es la basura en el océano.

La tortuga llegó hace un tiempo al CREMA para demostrarnos una vez más que es tiempo de actuar. No podía flotar, su estómago estaba lleno de plástico. El mismo plástico que invade los océanos y mata millones de animales marinos cada año. En algunos casos los fragmentos más pequeños (microplásticos) afectan desde el zooplancton hasta los eslabones más altos de la cadena alimentaria (y acaban en nuestro refrigerador…, y en nuestro cuerpo). En otros casos, las marañas de redes de pesca y anzuelos abandonados, bolsas, botellas, los bastoncillos de oídos (sí, no son ChupaChups), y la lista de plásticos que pueden verse a simple vista continúa y acaban ahogando a las tortugas, aves marinas y cientos de especies más.

Pero ¿De dónde viene el plástico? Ya lo dijo Greenpeace, el 80% de los residuos que encontramos en el mar proviene de tierra, mientras que el 20% restante de la actividad marítima. Pues sí, de la tierra…, de los vertederos, de los usuarios de la playa, pero también de nuestros hogares ¿O vemos a muchos limpiase los oídos mientras toman sol en la playa?..., y es que mejor nombre no podría tener el programa de educación ambiental del Aula del Mar­: “El Váter no es una papelera”. Lo que arrojamos por el váter acaba en el mar. Si te acercas a la playa y te detienes a hurgar entre la arena lo verás. Y las toallitas húmedas, aunque diga que son biodegradables (¡y las más osadas dicen 14 días!), haz tú la prueba: pon un par en un frasco con agua y observa. 

¿Y entonces? Hace dos días estaba en la proa de aquel barco siendo testigo de nuestra maravillosa capacidad de HACER. Pude ver cómo el José Luis, veterinario del Aula del Mar le tomaba la “mano” a la tortuga que ya podía nadar (limpia de plástico)…, la acompañaba en sus primeras aleteadas de vuelta a casa. Así, cómo cuando mi mamá me acompañó el primer día de Cole. Hoy en mar, una tortuga menos tiene su barriga llena de plástico (al menos por ahora).

tortu

Liberación de Tortuga Boba a cargo del CREMA, 28 de octubre 2019

Ahora estoy sentada en mi computadora, escribiendo mi tesis doctoral sobre las empresas con propósito y sus maneras de comunicar. Mi marido, mi hija, mi perra y yo dejamos nuestra zona de confort en “el fin del mundo” (o de donde viene el Papa Francisco, Messi y la Reyna de Holanda) para venir a Málaga y cumplir el sueño de vivir cerquita del mar… emprendiendo la aventura de diseñar nuestra propia consultora de comunicación con propósito. Nosotros, como todas esas empresas con ADN de impacto social o ambiental positivo, estamos aquí porque sabemos que podemos cambiar el mundo… empezando por CASA. Y nosotros HACEMOS, pero queremos hacerlo contigo, con ustedes. Porque ya lo dicen las 169 metas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y en especial el #17: necesitamos generar alianzas para alcanzar nuestros objetivos.

¡Busca tu pasión, encuentra la grieta y anímate a sumar valor! ¿Estás en el mismo camino que nosotros? ¿Podemos ayudarte? ¡Entonces trabajemos JUNTOS!

 

Autor: Belén Barroso